5.2 INCONVENIENTES Y SOLUCIONES AL MOMENTO DE INSTALAR EL PRODUCTO TERMINADO.

ACONDICIONAMIENTO DEL HUECO
Antes de comenzar la instalación de las ventanas es necesaria la comprobación de las condiciones previas del hueco para proceder a la misma, como pueden ser:
• Las medidas del hueco, por si en el transcurso del tiempo hubiesen sufrido modificaciones,
influyendo así en las dimensiones de la ventana a instalar (tres mediciones a lo ancho y tres a
lo alto, así como de las diagonales para verificar la escuadría).
• Tener en cuenta la necesidad de una holgura perimetral de 1 a 3 mm.
• La geometría y correcta ejecución de los huecos (nivelación, profundidad, espacio para recibir
ventanas o puertas, etc.).
• Compatibilidad de materiales de la obra y de las nuevas ventanas a instalar.
Si fuera necesario realizar una intervención de albañilería para la corrección o modificación del
hueco, se debe asegurar la compatibilidad de los materiales, así como la estabilidad y consolidación de la solución.

En cualquier punto del perímetro, entre el marco con sus embocaduras, la holgura
total ha de situarse entre 1 mm y 3 mm. Si la holgura es mayor, se deben realizar los cálculos
oportunos.

estanquidad y durabilidad de la junta entre ventana y obra:
• Las diferentes uniones entre hueco, cerco y precerco no deben permitir ni el estancamiento,
ni la entrada de agua. Por este motivo no deben emplearse remaches tubulares, salvo que se
practique un perfecto sellado, evitándose que en los tornillos queden huecos donde se deposite agua.
• Las diferentes uniones entre hueco, cerco y precerco deben de tener en cuenta las diferentes
dilataciones diferenciales de los materiales, por lo que se deben utilizar tanto selladores como
elementos aislantes que tengan la suficiente elasticidad para absorber dichas dilataciones diferenciales.

Se deben tener en cuenta las siguientes pautas a la hora de la colocación:
• Se instala la ventana en el hueco. No se deben retirar las hojas, pero en caso de necesitarlo
para facilitar el manejo, éstas se deben volver a colgar y cerrar.
• El marco no debe estar en contacto con la obra ni con el precerco. Se han de tomar las medidas necesarias para evitar el contacto entre el cerco y el precerco, pudiendo utilizarse gomas, distanciadores, etc.

Antes de fijar la ventana se recomienda realizar una pre-fijación para nivelar la ventana respecto al suelo, comprobando el aplomado de la misma y verificando la escuadría.

• Una vez posicionada y nivelada la ventana, se deben emplear elementos de fijación que no deformen ni desnivelen la ventana.
• En el caso de instalación por mediación de tornillos de fijación, estos deben atravesar el marco de la ventana, donde se sitúan los calzos, para evitar la deformación de los perfiles.

• Debe realizarse un sellado exterior del hueco que garantice la estanquidad al agua y al aire,
permitiendo la salida del posible vapor de agua (sellante elástico resistente a la intemperie o silicona.

• El número mínimo de anclajes en cada tramo del perímetro debe ser de dos unidades. En el
caso de presencia de cajón de persiana debe garantizarse que el elemento superior de la ventana ofrezca la resistencia sin las fijaciones.

NIVELADO
La ventana debe instalarse en el hueco nivelándola en horizontal, vertical y anchura, según su forma geométrica y el muro en el que va a instalarse, utilizando la instrumentación adecuada (niveles de burbuja, niveles láser, etc.).

FIJACIONES
La misión de los elementos de fijación es inmovilizar y unir la ventana a la estructura de anclaje
(precerco, etc.) colocada previamente en el muro o directamente al soporte resistente.
Una vez colocada y nivelada la ventana se fija con tornillos o remaches (sistema de fijación).