2.4.2. Técnicas de planchado

5 tips para usar la plancha alisadora sin dañar tu cabello - Mejor con Salud

TÉCNICA

Antes de empezar, tenemos que asegurarnos que todo el cabello se encuentra totalmente seco y desenredado. Durante el proceso, separa cada mechón, empezando siempre por la raíz (ten cuidado de no quemar el cuero cabelludo), y deslizando hacia abajo. Si hilamos fino, la velocidad de la plancha es preferible que sea media, ya que si vamos lentos podríamos quemar el cabello y si vamos muy rápido, tendríamos que repetir la pasada varias veces.

CUIDADOS POSTERIORES

Al acabar, te sugerimos utilizar un aceite como Arganology para dar un toque de brillo a la melena y nutrirla en profundidad. Gracias al aceite natural de argán y de algodón ofrece un extraordinario brillo, suavidad y luminosidad al cabello. Su fórmula revitaliza y lo fortalece, consiguiendo una textura terciopelo.

 1. un protector de calor antes de planchar el pelo

Sí, no nos cansaremos de decírtelo. El protector térmico es fundamental para plancharse el pelo, especialmente si vas a usar la plancha todos los días. ¿Sabías que el protector reduce en un 70% el efecto calorífico de secadores y planchas? Pues ya sabes, ¡nunca te saltes este paso si no quieres tener que lamentarte y buscar cómo reparar un cabello dañado!

2. ¿Planchar el pelo mojado? ¡No!

No es nada recomendable planchar el pelo mojado con planchas convencionales, es importante que lo seques antes con el secador (y lo dejes enfriar para que no acumule calor) o bien que utilices champú en seco Batiste antes de usar la plancha para refrescar y texturizar tu melena.

Planchar el pelo mojado es un error porque:

  • Puedes quemarte el pelo o dañarlo seriamente, ya que con la plancha se produce vapor y si el cabello está muy húmedo “se cuece” la cutícula.
  • Será complicado conseguir el efecto deseado, ya que el pelo no tendrá la consistencia necesaria para tomar forma.

Debes saber que existen en el mercado algunos modelos específicos de planchas para pelo mojado, con mecanismos especiales que permiten que se evapore la humedad sin dañar el cabello.

3. Desenreda tu melena antes de planchar el pelo

Deshaz todos los nudos que puedas tener antes de plancharte el pelo, ya que al pasar la plancha el cabello enredado se romperá con más facilidad. Usa un peine de púas anchas y con las cerdas de madera para no añadir frizz y propiciar que se te encrespe el pelo.

 Regula o modera la temperatura de la plancha

Las prisas no son buenas cuando hablamos de plancharse el pelo, así que quítate de la cabeza la idea de planchar el pelo rápido con altas temperaturas.

Cuando hablamos de la temperatura para planchar el pelo lo correcto es regularla en función del grosor de tu cabello. De modo general y para que puedas orientarte, esta es la temperatura que deberás seleccionar (teniendo en cuenta que sea un cabello sano):

  • Cabello fino: 150º-180º
  • Cabello normal: 180º-210º
  • Cabello grueso: 210º

También hay planchas que mantienen una temperatura fija durante todo el planchado y que son capaces de regular la temperatura con sensores térmicos en las placas.

5. Separa el cabello por mechones y ahorra pasadas innecesarias

Haz divisiones de tu pelo con mechones no demasiado gruesos (de unos 3-4 cm), así el calor se distribuirá de forma uniforme y evitarás tener que repetir varias veces sobre el mismo mechón.

Uno de los trucos para plancharse el pelo sin quemarlo es dejar enfriar cada mechón entre pasada y pasada.

6. A velocidad media y suavemente, por favor

Cuando pases la plancha por cada mechón, hazlo a una velocidad media y con paciencia. Hacerlo rápido sólo te servirá para no conseguir el efecto deseado y tener que repetir una y otra vez (y multiplicar los daños que produce el calor sobre el cabello). Y hacerlo demasiado lento puede llegar a quemarte el pelo.

¿Cómo plancharse el pelo con resultado profesional?
es_ESSpanish